Publicado el Deja un comentario

Compra Zero Waste – ¿Por dónde empezar?

Compra Zero Waste

Uno de los lugares de la casa que más residuos genera es sin duda la cocina y más específicamente, la parte relacionada con la compra de la comida. Volvemos a casa, llenamos el frigorífico, las estanterías y… el cubo de basura con bolsas y envases de plástico, bandejas PVC, cajas de cartón y demás.

A continuación os damos nuestros consejos para empezar a reducir esta cantidad de residuos y conseguir poco a poco una compra Zero Waste.

1 – Equiparse con bolsas y envases reutilizables

  • Bolsas reutilizables. Lo primero y más sencillo que podemos hacer a la hora de empezar a reducir los residuos de la compra es utilizar bolsas reutilizables en lugar de la multitud de bolsas de plástico que nos endosan en el supermercado. Seguramente ya tenéis una de esas bolsas grandes y reutilizables que suelen vender en los supermercados: es tiempo de usarla y recordar llevarla a cada compra.
  • Bolsas de tela. En previsión de nuestras futuras compras a granel, tenemos que tener listas las bolsas y los saquitos de tela. Nos servirán para transportar la fruta y la verdura, pero también las legumbres. ¿Sabéis cocer? Más Zero Waste aún sería fabricar vuestras propias bolsas a partir de retales.
  • Tuppers y tarros de cristal. Para el resto de la compra y su almacenamiento (alimentos frescos, café, harina, etc…) optaremos por tuppers de vidrio o de acero inoxidable y frascos de diferentes tamaños. ¡Ojo! Si ya tenemos —y aunque sean de plástico— no cometamos el error de tirarlos (con la condición de no usarlos para calentar en el microondas). Se pueden usar perfectamente para hacer la compra y para guardar comidas en el congelador.

2 – Encontrar dónde comprar a granel y al corte

Ya es hora de abandonar —al menos parcialemente— el supermercado y sus productos industriales sobreenvasados. Si queremos deshacernos de los envases deberíamos plantearnos el hacer la compra en otro(s) sitio(s), ya que de momento en las grandes superficies no suelen dejar ni llevar nuestros propios envases ni bolsas.  ¿Pero entonces dónde se puede comprar a granel?

  • En las tiendas a granel. Existen cada vez más tiendas que se dedican a vender sus productos a granel. En el centro de Madrid ya hay unas cuantas donde podemos encontrar una selección inmensa de legumbres, tés, especies, arroces o pastas. Ahora también existe un directorio que os podrá ayudar a localizarlas.
  • En las tiendas y mercados de barrio. Dado que la mayoría de los supermercados tienen normas que impiden llevar envases, deberíamos aprovechar la cercanía de las tiendas de barrio para hacer nuestras compras. Es probable que al comienzo los comerciantes se soprendan e intenten colarnos una bolsa de plástico “para no manchar” las nuestras, pero se irán acostumbrando. Si no tenemos tiendas a granel cerca, estas tiendas de barrio son una excelente alternativa pata comprar la fruta, la verdura, la carne, el pescado y las legumbres.
  • Directamente al productor. Si tenemos la suerte de vivir en las afueras o en un pueblo, puede que tengamos a algún productor cerca. ¿Qué tal si probamos a acercarnos y preguntar si vende directamente al cliente? Si vivimos en una ciudad, podemos acudir a los Mercados de Productores, unirnos a un grupo de consumo o a una Colmena (no todo viene sin envase pero la fruta y la verdura sí se pueden conseguir a granel). La ventaja de estas opciones es que son productos locales y muchas veces ecológicos.
Compra Zero Waste

3 – Priorizar envoltorios reciclables y/o reutilizables

Lamentablemente es más que probable que haya ciertos productos que nos podamos conseguir sin envase, ya sea porque no hay ningún comercio cercano que los venda a granel o porque sencillamente sólo se pueden conseguir envasados (por ejemplo, en España está prohibido vender aceite de oliva a granel por ley). Cuando es así, se recomienda optar por envases reciblables y/o reutilizables como los tarros de cristal, que nos servirán para almacenar y/o para la compra.

Entonces, ¿cuáles son los envases que se reciclan? Las cajas de cartón, bolsitas de papel, tarros y botellas de cristal, latas y botellas de metal, envases de plástico duro (como los de los detergentes) y Tetra Brick. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que sólo el vidrio y los metales de reciclan al 100%. Esto significa que todos los otros envases acabarán siendo desechos. Esto sin mencionar la energía y los recursos naturales que son necesarios para el proceso del reciclaje.

4 – Cocinar

Considerando que la mayoría de los platos preparados y de entrega a domicilio vienen envasados, esta última opción es inevitable. Si queremos de verdad reducir nuestros residuos, ¡habrá que ensuciarse las manos! Pero no hay por qué tener miedo, si yo he podido hacerlo, vosotros también podréis, y os lo dice un chica que antes sólo se atrevía a “cocinar” pasta con salsa de bote… Ahora, aunque no pueda presumir de ser una chef, sí cocino mucho más y ya no compro platos preparados.

Es cierto que hace falta un poco de organización para no agobiarse ni tener la impresión de pasarse la vida en la cocina. Aquí os dejo mis consejos:

  • Optimizar los momentos en lo que estamos en la cocina, por ejemplo cocinando grandes cantidades los fines de semana. Guardando o congelando el exceso, tendremos platos ya listos para la semana.
  • Inspirarse con páginas, libros y también ahora apps de recetas. Hay miles y miles, con temáticas distintas y variadas, para principiantes, vegetarianos, etc.
  • Equiparse según lo que queremos cocinar: yogurtera, moldes, robot de cocina, olla de presión… Hoy en día existen muchas opciones para ayudarnos en la cocina.

¡listo! Ya tenemos todas las herramientas para empezar a hacer una compra Zero Waste. Si tenéis más consejos no dudéis en ayudarnos en completar nuestra lista de recomendaciones dejando un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.