Publicado el Deja un comentario

Exfoliantes naturales y “casi” zero waste

Luffa exfoliante

Exfoliar nuestra piel es un gesto que much@s tenemos incluido en nuestra rutina de cuidado facial y corporal. Permite eliminar las células muertas, evita los pelos incrustados, favorece la circulación sanguínea y así le devuelve elasticidad a nuestra piel. Existen cantidades de exfoliantes en el mercado de la cosmética industrial, pero muchos deberían ser evitados. A continuación, os contamos por qué privilegiar los exfoliantes naturales y cuales son las alternativas zero waste para exfoliar la piel de forma sostenible.

¿Cuál es el problema con los exfoliantes tradicionales?

Como la mayoría de los productos cosméticos, unos de los problemas que conlleva el uso de exfoliantes “convencionales” es su envase. Siempre es de plástico (cuando no viene, además, en una caja de cartón) y ya sabemos que si se puede, mejor evitar los envases innecesarios. Luego, si nos ponemos a analizar su composición, seguramente encontraremos uno que otro ingrediente indeseable.

Pero lo peor de su composición es otro. Los exfoliantes de la cosmética industrial suelen llevar microperlas de plástico – es lo que le da al producto su efecto exfoliante. En el momento de aclarar nuestra piel, estos microplásticos van directamente al desagüe y acaban en los ríos y en el mar, ya que su tamaño reducido no permite que sean retenidos por las depuradoras. Al ser tan pequeños, se pueden ingerir (por lo pájaros, peces etc…) y así terminar en la cadena alimentaria.

Ante este alarmante hecho, incluso la grandes marcas están empezando a sustituir esos microplásticos por ingredientes más naturales en sus cosméticos. Pero aún así sigue el problema del envase y de los demás ingredientes. Sin mencionar lo caro que suelen ser estos productos.

Por eso, veamos cuales son las alternativas 100% naturales para seguir exfoliando nuestra piel sin envenenar a los océanos ni a nosotros mismos.

Alternativas naturales para exfoliar la piel

Los posos de café

Con sus granos finos y poco abrasivos, los posos de café son un exfoliante excelente para todos los tipos de piel. Se puede usar en el cuerpo como en el cara, sólo o con un poco de aceite vegetal. Algunas recetas contienen también miel o sirope de agave para nutrir la piel pero es opcional. Así tenemos un exfoliante 100% natural, baratísimo y zero waste.

Posos de café - exfoliante natural

El azúcar

Nos vamos de nuevo a la cocina para encontrar un súper ingrediente para hacer un exfoliante casero y natural : el azúcar. Tan sólo hace falta mezclarlo con aceite vegetal para tener una crema exfoliante para el cuerpo y la cara. Para la cara se aconseja usar solamente azúcar refinado ya que su grano es más fino, para el cuerpo, podemos optar por azúcar moreno o más grueso. Algunas recetas le agregan también miel y/o zumo de limón.

Jabones exfoliantes

Si no somos muy de fabricar nuestros proprios cosméticos o que simplemente no tenemos ni café ni azúcar en la despensa, podemos optar por jabones exfoliantes naturales. Suelen ser jabones hechos a partir de arcilla, café o arena, para así darle este toque ligeramente abrasivo.

En Belkita usamos el jabón de arcilla de Zorro d’Avi y estamos encantados. Al ser antes que todo un jabón, quizás no deja le piel tan suave como las otras alternativas mencionadas, pero es un aliado excelente contra las impurezas y la piel grasa.

Las esponjas de luffa

Otra alternativa es la luffa. La luffa es el fruto de una planta de la familia Cucurbitaceae, que una vez maduro, se vuelve fibroso y su aspecto recuerda al de una esponja. Que sea en forma de discos o de esponja es en un excelente exfoliante tanto para el cuerpo como para la cara.

Además de ser duradera y de sus propiedades exfoliantes, es 100% natural y biodegradable.

Ya hemos acabado con los exfoliantes naturales y “casi” zero waste. Como siempre, esperamos que os pueda ser útil y esperamos vuestros comentarios 🙂

Deja una respuesta