Publicado el 1 comentario

Principiantes Residuo Cero: 4 errores a evitar

Errores empezar Zero Waste

Un libro, un programa de investigación o una simple papelera desbordante pueden ser el detonante que necesitamos para cambiar nuestra forma de consumir. La toma de conciencia de la necesidad de reducir los residuos que generamos y de prescindir del plástico puede ser bastante repentina, tan repentina que es normal que tendamos a cometer algunos errores al empezar una vida residuo cero (zero waste).

Lanzarse sin informarción

Empezar una vida sostenible nos suele llenar de ilusión y buena voluntad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un proceso lento y que exige un poco de información previa antes de lanzarse. Esta información puede incluir datos generales sobre la contaminación, gestos sencillos para disminuir tu impacto ambiental, los materiales que priorizar, dónde y cómo hacer la compra a granel, etc. De esta manera, tendremos a nuestra disposición los datos necesarios para estar más preparados y tomar las mejores decisiones posibles.

También es importante recolectar información y consejos para hacernos una idea de lo que estamos dispuestos a hacer y lo que no. Si averiguamos todas las facetas del Residuo Cero y todas las alternativas posibles, podremos analizarlas y escoger las que más se ajustan a nuestra situación y a nuestros límites.

Zero Waste - errores

Querer hacerlo todo de un sólo golpe

Cuando empezamos a interesarnos en el estilo de vida zero waste, tendemos a querer cambiarlo todo de un día para otro imponiéndonos metas inalcanzables. Soñamos con un baño libre de plásticos, estanterías llenas de tarros de cristal y una casa minimalista de revista. Seguramente no os sorprenda si os anticipo que, desafortunadamente, no suele funcionar así.

El camino hacia el Residuo Cero es un proceso largo que requiere que nos documentemos, organicemos y, sobre todo, nos armemos de paciencia. Quizá suene frustrante al principio, pero ir deprisa puede resultar contraproducente y bastante agotador.

Me acuerdo que cuando tome la decisión de reducir los residuos de mi hogar, quise que la totalidad de mis siguientes compras fuese sin envoltorio. El resultado fue desastroso: mi pareja y yo recorrimos gran parte de Madrid (en coche) yendo a sitios distintos para poder conseguir todos los productos que necesitábamos. Mi chico se desesperaba con los precios y yo acumulé un estrés tremendo. Tardábamos más de 4 horas en hacer media compra y después de dos fines de semana así me hizo prometer que esto no iba a volver a pasar nunca.

El mejor consejo para empezar una vida zero waste es ir poco a poco y de manera acorde a los medios que tenemos (tiempo, dinero, espacio, etc).

Tirar todo el plástico que tenemos en casa

Una de las piedras angulares del movimiento Zero Waste es la reducción del uso del plástico. Por lo tanto, solemos buscar deshacernos de todo el plástico que tenemos en casa al empezar nuestro nuevo estilo de vida. Sin embargo, aquí incurriríamos en un error. ¿Por qué tirar este tuper de plástico si todavía está en buen estado? Lo mejor que se puede hacer es seguir dándole un uso y, cuando se rompa, reemplazarlo por unos de vidrio o de acero inoxidable, por ejemplo.

Si realmente queremos hacer desaparecer las cosas de plástico de nuestro hogar, aconsejamos venderlas o dárselas a alguien que le encuentre alguna utilidad.

Comprar toda la colección Zero Waste

Este error suele ir de la mano con el anterior: nos ilusiona tanto la decisión de un nuevo estilo de vida que lo queremos reemplazar todo cuanto antes y adquirir todos los productos eco-responsables que existen. Nuestra intención es hacerlo lo mejor posible para así contaminar menos, pero si no estamos alerta no haremos más que sumergirnos en la misma dinámica de la sociedad de consumo que produce todos esos desechos.

Sería importante acordarnos que dos de los pilares del Zero Waste son “Rechazar” lo que no necesitamos y “Reutilizar” lo que ya tenemos (o comprar de segunda mano). Por lo tanto, antes de lanzarnos a comprar todo lo posible y además de nueva factura, es aconsejable tomarse un tiempo para reflexionar sobre lo que realmente usamos y las diferentes formas de conseguirlo.

Un buen ejemplo para los que entendéis inglés, Sustainably Vegan explica en uno de sus vídeos las cosas de las que se arrepiente haber comprado. Entre ellas: pajitas de inox (ni siquiera usaba pajitas antes de empezar su vida zero waste) y cubiertos de madera/bambú para llevar (se dio cuenta que podía simplemente llevar los que ya tenía en casa).

Y aquí acabamos el recorrido por los cuatro grandes errores que solemos transitar cuando tomamos la decisión de llevar una vida más sostenible. Espero que os pueda ayudar de algo, sobre todo a cometer menos errores de los que yo misma cometí 😛

1 comentario en “Principiantes Residuo Cero: 4 errores a evitar

  1. […] cambio de perspectiva y de postura me ha llevado a comprender los errores que había cometido y las mejoras que tenía que acometer para vivir acorde con mis valores y objetivos. De la misma […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.