Publicado el Deja un comentario

Receta de detergente casero en polvo para lavavajillas

Lavavajillas - Detergente en polvo

Los que tenemos lavavajillas y nos esforzamos en evitar los envases y los productos químicos sabemos por experiencia que no es fácil encontrar un detergente que cumpla con estos requisitos. En Belkita adquirimos un lavavajillas de segunda mano hace algunos meses y hemos podido experimentar con recetas de detergente en polvo casero y ecológico para así controlar al 100% la composición y la cantidad de residuos que se generan. Y bueno, tras nuestro primer éxito lo cierto es que nos hace mucha ilusión compartirlas con vosotros 🙂

Los ingredientes

Por norma general, los dos ingredientes base son:

  • Carbonato de sodio, para desodorizar, desengrasar y eliminar las bacterias.
  • Acido cítrico, para desengrasar y desincrustar en profundidad.

A los cuales se puede añadir percarbonato de sodio para ayudar a quitar las manchas.

La receta

Antes de nada, hemos de advertiros de que no existe una única receta milagro. La composición del detergente en polvo que fabricamos depende mucho de la dureza del agua y del ciclo que elegimos, y por tanto tendremos que ir adaptándola para obtener un resultado impecable.

La receta que usamos nosotros es la siguiente:

  • 150g de percarbonato
  • 200g de ácido cítrico
  • 200g de carbonato de sodio
Receta Lavavajillas

El proceso es muy sencillo: tan sólo hace falta escoger un tarro de cristal limpio, seco y preferiblemente hermético donde vayamos a mezclar nuestros 3 ingredientes. Se recomienda una manipulación cuidadosa con guantes y gafas, ya que los ingredientes pueden provocar irritaciones.

Dependiendo del tamaño de nuestro lavavajillas y de la suciedad de nuestra vajilla, deberemos usar de 1 a 2 cucharas soperas.

Mantenimiento del lavavajillas

Para sustituir a la sal regeneradora del supermercado y ayudar a suavizar el agua, se puede introducir simplemente sal gruesa en el compartimiento adecuado. Hemos visto que en algunas páginas vierten la sal directamente en la mezcla de los polvos, pero no hemos probado esta opción todavía.

Si nuestro lavavajillas tiene malos olores o está sucio podemos optar por añadir una cuchara de bicarbonato de sodio junto al nuestro detergente en polvo.

Y para terminar, ¡no podía faltar vinagre blanco! Sustituye perfectamente al abrillantador tradicional. Es ideal si el agua de vuestra zona contiene mucha cal, ya que favorece la eliminación de las trazas en los vasos de cristal.

¡Et voilá! Ya sabéis hacer vuestro propio detergente en polvo para lavavajillas. No dudéis en comentarnos cómo os fue, y también si habéis adaptado la receta a vuestra manera.

Deja un comentario